Tecnologías de transmisión de datos

No solo almacenamos, debemos transmitir datos a más volumen y más velocidad

Las empresas tienen diferentes tipos de sistemas de almacenamiento y variados métodos de accesos a esos datos, y consiguientemente tendrán también distintas opciones de establecer sus sistemas de transmisión de los datos almacenados en sus BBDD para hacerlos llegar al usuario.

Fibre Channel/SAN

Históricamente el método Fibre Channel era la opción de tecnología más rápida y confiable para las empresas que eligieron por su tamaño y complejidad soluciones de redes creadas para el almacenamiento de tipo SAN.

Las tecnologías de Fibre Channel, sin embargo, también son las más costosas y presentan dificultad en el grado de administración por lo que quizás no son finalmente, las más idóneas para medianas y pequeñas empresas dando un rendimiento más optimizado en grandes corporaciones.

Ethernet más asequible

Por otro lado, para estas PYMES que tienen otras necesidades, lo más habitual es la implantación de soluciones con la conexión vía Ethernet para trabajar con sus BBDD y sistemas de almacenamiento ya que son más fáciles de administrar y exigen menos nivel de especialización que acaba por ser un beneficio en costes. La transmisión Ethernet lleva básicamente tráfico de IPs, pero también puede llevar tráfico de almacenamiento.

FCoE: Fibre Channel Over Ethernet

Otro modelo que debemos resaltar en esta tecnología es la conocida como Fibre Channel Over Ethernet (FCoE) que lleva el tráfico de Fibre Channel dentro de Ethernet combinando la familiaridad de ésta con la entrega más eficiente y el control del flujo basado en la prioridad de Fibre Channel.

Conjuga pues lo mejor de ambos entornos y permite a cualquier organización adaptarse al sistema de almacenamiento y al trafico de IP mediante una red individual con las ventajas que este sistema conlleva como por ejemplo la reducción del número de componentes, tarjetas, cables y conmutadores de la interfaz de red.

Tecnología ISCSI

A estas tecnologías, se une la denominada ISCSI que también fluye por Ethernet. No obstante, esta tecnología usa protocolo TCPIP para llevar el tráfico, sin necesidad de retocar la infraestructura de red o ethernet, por lo que suele ser una solución ideal para PYMES que solo quieren usar una solución de SAN pero sin abarcar proyectos elevados en estructuras de transmisión porque les superan en costes o porque no disponen de técnicos habilitados para sacar partido a tecnologías más avanzadas y sofisticadas.

El manejo de los datos fuente de preocupación

Debemos entender que las organizaciones, incluso las más pequeñas se enfrentan a un enorme volumen de datos y una gran mayoría entiende que un elevado porcentaje de crecimiento a nivel tecnológico será la inversión en sus datos, en su forma de registrarlos de almacenarlos, transmitirlos y explotarlos, lo que se ha convertido en una clara preocupación.

Los fabricantes se esfuerzan para solucionar este problema y ocupar el mejor posicionamiento en sistemas de almacenamiento de datos que sean simples en su forma de configurar, de administrar y de expandir y además luchan por superar retos que las hagan asequibles para eliminar elevados costes inútiles y servicios que nunca utilizarán por instalar sistemas sobredimensionados.

Soluciones a medida y estándar

En todos los casos necesitarán solucione escalables y con alta capacidad de resiliencia y por supuesto la seguridad de recuperación ante desastres, que sigue siendo uno de los principales puntos de preocupación a la hora de instalar sistemas de almacenamiento y optar por una u otra tecnología.

Finalmente, apuntaremos que existen soluciones de tamaño adecuado para cada necesidad sin exigir sacrificios enormes al presupuesto y con eficientes rendimientos.

Lo mejor será empezar con poco, aplicando soluciones y medidas fáciles de integración con la organización que se hará cada vez más fuerte y crecerá paralelamente a las implantaciones tecnológicas.

No hay comentarios.

Agregar comentario

*