Controladoras y módulos Intel RAID. Puro rendimiento

Más rendmiento gracias a las controladoras y módulos Intel RAID

A medida que los datos siguen aumentando a un ritmo sin precedentes los entornos de servidor que, a nivel general, incluyen servidores de BBDD, correo electrónico y web requieren cada vez más rendimiento y escalabilidad

Con las controladoras Intel RAID RS3 y los módulos Intel RAID de la familia RMS3 con tecnología LSI Mega Raid las organizaciones tienen accesos a un rendimiento SAS 3.0 de 12 GB/seg. con una protección de datos de primera calidad y una escalabilidad diseñada para servidores de nivel general en todos sus entornos.

Los módulos Intel RAID RMS3 ofrecen un diseño único para RAID avanzado y flexibilidad de configuración para determinadas placas para servidores basadas en las familias de procesadores Intel Xeon 5.

Detalles de instalación

El formato de la placa permitirá flexibilidad en la configuración proporcionando una amplia gama de opciones de almacenamiento sin tener que ocupar una ranura estándar para elementos adicionales, así la instalación del HW de la controladora RAID o los módulos RAID incluye la instalación de conexión de componentes opcionales, la instalación física de  controladoras o módulos, la ubicación de la unidad de reserva de caché y la conexión con cables.

Para instalar el módulo Intel RAID con la llave de características Intel RAID y la unidad de reserva libre de mantenimiento o unidad de caché, coloque la llave de características exclusivas localizando su cabezal y presione hacia abajo hasta que quede bien asentada.

Después localice el módulo SSD de caché encima del conector y prepárelo para la instalación. Una vez bien alineado fíjelo, fije el soporte de montaje e instale el módulo asegurándose de que el servidor no recibe alimentación y se añaden los 4 pasadores para dejar el componente bien fijado. Lance los cables necesarios por los canales laterales del servidor y nunca por el centro del sistema o entre ventilador y ranuras SIM.

Posteriormente se conectan los cables HD en los lugares asignados, se unen los conectores de los cables y listo.

Actualizaciones del Firmware

Es posible que se necesite actualizar el firmware de la controladora. Para ello se puede acceder a la web de asistencia de Intel para descargar las versiones necesarias para instalaciones o actualizaciones.

En el último paso nos aseguraremos de que HW y accesorios sean compatibles y sea el correcto, especialmente los discos duros de los que la web de asistencia expone una amplia lista de los que sí son compatibles.

Una vez todo instalado se aceptan múltiples configuraciones cuyas instalación y carga iremos viendo en el panel de la consola de Intel RAID que nos ayudará, en todo momento, a configurar todos los elementos de manera correcta para conseguir el máximo rendimiento y evitar problemas.

La importancia del SSD para caché

Una vez instalados los discos duros, uno al menos debe ser SSD para destinarlo a gestión de la caché, conéctese a la dirección IP del sistema mediante la consola Intel de Bios para configurar el sistema RAID Requerido. Siga los pasos para la perfecta configuración de la caché en su disco SSD y cree el grupo de unidades adecuado destinados al almacenamiento.

Esta gestión de perfecta instalación y configuración de los discos duros, especialmente del SSD para la cache mejorará el rendimiento en el almacenamiento y en su conexión con los discos duros convencionales.

Gracias a la copia de los datos de accesos mas utilizados se liberará trabajo de los discos duros con transacciones de información recurrentes que consumen mucho tiempo y así el conjunto de discos duros trabajará con mayor eficiencia, reduciéndose la latencia y acelerándose la velocidad de escritura y lectura.

Mejore la disponibilidad del almacenamiento y el acceso a sus datos con la tecnología Intel RAID

No hay comentarios.

Agregar comentario

*