Tecnologías básicas de Sevidores. Conexión y Virtualización

Una de las funciones de la red es conectar a los clientes o usuarios de dicha red con los servidores.

Servidores, beneficios y casos de uso

En su definición más básica un servidor es un ordenador que brinda datos y servicios a los clientes conectados a una red ya sea por conexión por cable o inalámbrica.

Estos servidores pueden dar diferentes servicios para múltiples usuarios. El uso más primario y típico sería el servicio de acceso y compartición de archivos e impresión, un uso de carácter primario que permiten a los usuarios compartir archivos y compartir una sola impresora, por ejemplo, entre varios usuarios.

Se suma a este servicio el software colaborativo que ayuda e impulsa el hecho de trabajar de nuevas formas incluyendo a estos servidores las soluciones de sistemas de almacenamiento y el nuevo concepto de la nube.

Gracias a estos servicios implementados en conjunto los usuarios disponen de un verdadero acceso de autoservicios en la red a los que accedemos desde cualquier ubicación.

Análisis de datos

Posteriormente, un siguiente paso más complejo nos lleva al concepto de análisis de los datos que se han almacenado y las diferentes opciones de explotación y uso de las BBDD que permiten recopilar y almacenar información para posteriormente obtener conclusiones de análisis a partir de ellos.

Virtualización

Otro paso más en el avance de soluciones de los servidores se centra y se focaliza en el entorno de la virtualización que consigue crear múltiples servidores virtuales a partir de una sola plataforma de hardware con todas las ventajas en movilidad y ahorro de costes que esto trae consigo.

Los servidores actuales del mercado son una herramienta básica en el desarrollo de cualquier negocio y conceden diferentes beneficios como la confiabilidad en que la información está correctamente conservada y que hay procesos de seguridad que permiten recuperar la información en cualquier momento.

Servidores en instalaciones o en La Nube

Los servidores en las instalaciones ofrecen en gran medida esta seguridad a un coste más bajo que los servicios estándar de nube publica que requieren de otros recursos más costosos para tener más y mejor disponibilidad.

Otra ventaja es la posibilidad de crear copias de seguridad centralizadas para evitar perdida de datos y mantener un máximo control sobre ellos. Frente a la nube muchos clientes prefieren mantener los datos más sensibles que se rigen por normativas especiales en servidores que se conservan en sus instalaciones y están bajo su control.

Sin embargo, ante los ataques diarios de programas malignos y otro tipo de ataques se requieren medidas de seguridad más estrictas y se incluyen otras medidas de seguridad añadidas con encriptación incorporada que hace más compleja esta seguridad in situ.

Por su parte la nube publica ofrece el beneficio de una implementación rápida del servicio pero los servidores actuales también lo hacen y por ello aparecen las soluciones híbridas que mezclan ambos entornos de los que hablaremos en otro artículo.

No hay comentarios.

Agregar comentario

*