Monitores ¿Cómo elegir?

Son varios los elementos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un monitor.

Son varios los elementos que debemos repasar en las características del monitor que queremos elegir para asegurarnos que ofrece  y satisface la mayoría de nuestras necesidades.

El tamaño importa, pero no lo es todo

En primer lugar, podemos citar el tamaño, en una franja entre las 19,5 pulgadas y las 32  pulgadas son los más demandados, los de 17", prácticamente, han dejado de existir y por encima de 32 debes tener un trabajo muy dedicado a las necesidades y exigencias de un monitor de tanto tamaño, diseñadores, arquitectos, ingenieros, etc., que superan las tareas de ofimática y escritorio normal de la oficina.

Como en las Televisiones, la distancia al monitor debe pesar en el concepto del tamaño, pero, generalmente, las mesas de trabajo suelen mantener alrededor de 1 o 1,20 metros de ancho por lo que el monitor lo tendremos a unos 50 o 60 cm.

La Resolución

Otro componente importante es la resolución, a más píxeles por pulgada, mejor nitidez de imagen. Las medidas estándar que ya todo monitor ofrece para oficina, a partir de 1366x768 de resolución en monitores de 18,5 o 19 pulgadas y con precios que rondan, entre los 70€  y los 100€ hay un amplio catálogo.

Pasamos por la más demandada y con mayor cuota de mercado, la resolución de 1920 x 1080 de alta definición en monitores de más de 20 pulgadas con una enorme diversidad y trabajado en el portfolio de todos los fabricantes.

Otra medida con espacio en el mercado de manera más común, pero más elevado en precio y tamaño son las que presentan los monitores con resolución de 2560x1440 en aquellos que alcanzan las 25” o más y 3840x2160 para pantallas de 28”.

Estas son las resoluciones y pulgadas con mayor número de productos y referencias en catálogo, a día de hoy, en el mercado y que satisfacen las tendencias de la demanda actual en un tamaño adecuado con la resolución de imagen adecuada y un resultado óptimo para muy diferentes trabajos.

Recordad que tratamos en este artículo, de monitores destinados a necesidades de oficina, asesorías, despachos, trabajo ofimático y trabajo de escritorio. No olvidéis revisar vuestra tarjeta gráfica en el pc para comprobar que resoluciones soporta nuestro equipo y más aún si lo vasa destinar a usos de gaming y diseños o trabajos de ingenierías y arquitectura que exigen mayores prestaciones.

Relación de aspecto o Ratio de aspecto

Esta medida nos da la proporción física entre el ancho y la altura de la pantalla. La actualidad nos demanda, en la mayoría de los casos, la relación de aspecto de 16:9.  Prácticamente todos trabajamos con monitores de oficina con esta ratio que nos permite, tener un espacio de trabajo suficiente para navegar, disponer de acciones multitarea y ver la mayor cantidad de espacio de documento, web e imágenes posibles.

Eso sí si tu trabajo se basa en visualización, especialmente de video, quizás debas pensar en resoluciones de 21:9 para no tener las incomodas franjas negras arriba y abajo del monitor.

Paneles

En cuanto al tipo de panel, los más demandados son los IPS con un mejor ángulo de visión y mejor calidad de imagen, pero menor tasa de refresco y algo más caros que los TN o VA los otros dos tipos estándares de fabricación de paneles para monitores.

En cuanto al tiempo de respuesta bajar de los 5 milisegundos a los 2 milisegundos dependiendo de las propiedades del monitor  es imperceptible para el ojo humano, y quizás útil para gamer o trabajadores con videos y algo muy similar podríamos decir de la tasa de respuesta.

panelesled

Iluminación LED, Full LED y Local Diming

En cuanto a tecnologías de pantallas imperan las pantallas con tecnología LED, las más demandadas y extendidas en casi todos los dispositivos con pantalla y que se incorporan a los tres tipos de paneles tipo TN, VA o IPS. En la primera, la iluminación parte de los bordes, en la segunda la iluminación parte de la parte posterior y en la tercera Local Diming lo que puede hacer es iluminar zonas seleccionadas y mejorar el contraste.

Brillo y contraste

No hay medidas y criterios estándar para medir estos dos conceptos y quizás sea más importante su valor en dispositivos que usamos al aire libre o dotados de exigencia de movilidad, donde pueden actuar muy diferentes tipos de luz que en un monitor de una oficina o despacho que, generalmente, al no moverse, recibe casi siempre la misma intensidad de luz y con una buena manipulación y configuración inicial será suficiente.

Evidentemente el brillo y el contraste nos dará un visionado de mayor calidad y menor esfuerzo de visión. Una tasa de contraste real de 1.000:1 es ya una prestación del monitor de calidad e indica qué máximo de iluminación tiene el pixel contra el que menos, lo que nos dará el pixel más claro y el más oscuro. Una tasa estándar que encontrarás en la mayoría de los monitores es la de 250 cd / m.

Conexiones y otras prestaciones

Disponer de la conexión necesaria para la última versión de HDMI 2.0 nos asegura visionar contenidos en 4k, entradas DVI y USB siempre útil para acceder a tareas, si tienes difícil acceso al PC, un VGA y salidas para auriculares. Todo ello nos facilitará la vida y complementará nuestro monitor.

Otros conceptos a tener en cuenta cuando hablamos de monitores son su ergonomía, sus opciones de movimiento y giro, su posibilidad de visionado en vertical, altavoces y sintonizador de Tv si observamos que es necesario.

Los más demandados

Por nuestros datos podemos añadir, que según la demanda de nuestros clientes,  las preferencias del monitor para empresa y oficina se ha posicionado en monitores que oscilan entre 150€ y 350€, y entre 19,5 y 24 pulgadas. Siempre de primeras marcas, siendo el top ocupado por monitores HP, LG y Samsung.

Si tienes dudas o necesitas más información a la hora de elegir tu monitor, contacta con nosotros en soporte@mercadoactual.es.

No hay comentarios.

Agregar comentario

*