Conceptos Básicos de IOT

El IOT se basa en sensores que recopilan datos de dispositivos que pueden procesarse y analizarse

Esta podría ser una de las muchas definiciones que centran la idea del IOT (Internet de las Cosas) y que podrían materializarse en diferentes dispositivos.

Ejemplos de los que sí es IoT

Un dispositivo de seguimiento deportivo y de movimiento como las pulseras inteligentes tan de moda en los últimos meses. Un ejemplo claro de dispositivo personal conectado y habilitado para el IOT que mide la aceleración, frecuencia, intensidad, patrones de movimiento recogiendo estos datos a través de un sensor que los transmite a la nube donde se procesan y se muestran en el dispositivo pero de manera más completa en la aplicación que se sincronice en el smartphone.

El IoT en la producción

Otro entorno de aplicación y desarrollo del IoT está en las fábricas donde por ejemplo diferentes sensores o calibradores de un equipo de producción o fabricación pueden vigilar el estado de la máquina y transmite diferentes alertas a un panel de control para realizar diferentes tareas de cambios de piezas o mantenimientos antes de que haya fallos irreparables. Esto es también IoT desarrollado para la cadena de producción.

Videovigilancia

El sector de la videovigilancia activa o inteligentes es otra demostración del poder y el desarrollo de la tecnología IoT en nuestras vidas cotidiana. Aquellas en especial que supervisan el estado de carreteras o vías ferroviarias y comunican los datos necesarios a un panel de control donde se monitorizan los datos y pueden comunicar incidencias de manera inmediata evitando accidentes o percances en la vía o la video supervisión que ayuda a los conductores a encontrar el aparcamiento.

La cadena del IoT

Así pues los dispositivos inteligentes, la nube , el Big Data, el análisis de datos, y las tecnologías de la comunicación integran el IoT que aprovecha todas estos elementos para conseguir objetivos que hacen la vida más fácil tanto en la vida doméstica como en el mundo empresarial.

La IoT gracias al análisis de los datos optimiza los productos, los procesos, las personas y las instalaciones, nos hace vislumbrar las tendencias y finalmente asegura un aumento de la eficiencia en las tareas diarias y nos permite tomar decisiones más inteligentes.

Componentes claves del IoT

Sensores o dispositivos activadores que recopilan datos, "las cosas"

Dispositivos de enlace: Puertas de enlace como rúter, servidores, etc. piezas de hardware que permiten la transmisión de los datos recogidos a través de las redes

Nube empresarial o doméstica: Recursos informáticos compartidos que ofrecen software y plataformas donde almacenar y consultar los datos.

Software y análisis: Programas de interpretación de estos datos que se organizan para poder ser analizados mediante patrones significativos. Análisis predictivo y el prescriptivo.

La cadena del IoT enlaza dispositivos, conectividad, almacenamiento, plataformas, análisis y servicios finales que se ofrecen al usuario y todo en un entorno de seguridad y facilidad de gestión en toda la cadena que construye el IoT en la vida de las ciudades inteligentes.

En resumen diremos que con IoT los dispositivos inteligentes recopilan y transmiten datos que pueden generar información que puede procesarse.

No hay comentarios.

Agregar comentario

*