Tarjetas gráficas, primeros pasos

tarjetasBásicamente una tarjeta gráfica, también conocidas como  GPU (Unidad de Proceso Gráfico), el componente central de una tarjeta,  será capaz de ayudar al procesador del ordenador a mostrar en el monitor, con más velocidad y nitidez, las imágenes que se crean en un juego, en un video o las producidas por programas de diseño, gráficos, etc.

 

En la mayoría de los casos los ordenadores de sobremesa, portátiles o consolas ya tienen integrada una tarjeta gráfica con prestaciones suficientemente aptas para el trabajo ofimático o el procesamiento de imágenes de exigencia media, pero si  trabajas con aplicaciones multimedia de alto rango, o haces del ordenador el centro del universo con tus juegos, entonces, necesitas, entre otros componentes importantes, disponer de una tarjeta gráfica que esté a la altura de tus necesidades en los que la imagen o gráficos se refiere.

 

Siempre puedes, según tu capacidad adquisitiva, comprar un equipo más potente en todos los sentidos incluyendo la tarjeta gráfica “on board” o integrada con más potencia, o elegir una tarjeta gráfica externa que conectaremos a la placa base.

 

 

Las Tarjetas gráficas han ido evolucionando paralelas a las innovaciones de los juegos y la calidad de imagen de las películas y tecnologías como Full Definition o 3D y otros formatos de visualización que exigen un trabajo duro a los componentes del dispositivo.

 

Formatos:

Como hemos comentado, pueden venir integradas ya en el procesador, serían más económicas y en la mayoría de los casos  darán una cobertura suficiente a nuestros usos cotidianos aunque absorberá parte de la memoria RAM de tu equipo.

 

El otro formato es optar por una tarjeta gráfica de las llamadas dedicadas, externas,  que cuenta con su propia memoria RAM para realizar los procesos y así no se ralentizará la CPU.

 

Las denominadas Híbridas aparecen especialmente en los equipos portátiles e integran una pequeña cantidad de memoria para procesar acciones inmediatas pero comparten con la memoria RAM del equipo.

En cualquiera de los casos la función y objetivo de las tarjetas gráficas es trabajar sobre los vértices y los píxeles para formar las imágenes y ofrecer una información gráfica de calidad que se mostrará en el monitor o la pantalla o la TV.

Las animaciones, transiciones, e incluso los editores de foto y vídeo se ven beneficiados del poder de procesamiento de la GPU, el corazón de la tarjeta, el procesador, y si la GPU no existiese el peso de este trabajo recaería sólo sobre la CPU frenando los procesos.

Todas las tarjetas gráficas o de video disponen de conexiones de entrada para conectar a la placa base que suelen ser del tipo ISA, PCI, AGP, e integran uno o varios puertos para conectar con dispositivos externos monitores, pantallas LCD, proyectores, consolas, etc.

Las capacidades van desde los 250 MB a las actuales más potentes con 6GB.

Otro punto que habrá que tener en cuenta es comprobar nuestra librería de software y asegurarnos de que nuestro equipo dispone del interface necesario y actualizado para simplificar  la manera de trabajar con las tarjetas gráficas. Direct X de Microsoft en sus diferentes versiones  o Direct3D es la principal tecnología de Windows® para juegos y contenidos multimedia de alta velocidad para PC, consolas incluso móviles.

NVDIA/AMD (ATI)

En la mayoría de las ocasiones no dependerá de nosotros la elección y vendrán integradas en el fabricante de turno y los procesadores que integran. De esta forma los procesadores Intel trabajan con tarjetas Nvidia, y los fabricantes que trabajan con equipos con procesadores AMD usan las tarjetas de ATI Technologies, empresa que fue absorbida por AMD.

 

En ambos casos la estabilidad y calidad están aseguradas y existen modelos para todos los usos y de todas las prestaciones. Así con AMD encontramos la serie Radeon R7,R9, o las más actualizadas y con altísimas prestaciones como las Radeon HD 7000 o 9000 para sobremesas y portátiles o las series Quadro o FirePro para estaciones de trabajo y profesionales exigentes de la ingeniería, arquitectura o diseños gráficos avanzados o CAD.

 

En el caso del fabricante Nvidia su apuesta de integración es la tarjeta gráfica de la familia GForce GTX la número uno reconocida en el universo de los jugones la GTX 800M integrada en procesadores intel para portátiles y que aseguran un visionado de alta calidad y una velocidad y potencia sin igual.

 

Si vas a realizar tú mismo la integración deberás tener en cuenta el resto de componentes para ver cuál es el modelo que necesitas y preguntar en casos de duda.

 

No olvides ver con detalles las conexiones para estar seguro de evitar incidencias y las compatibilidades entre los diferentes componentes de tu equipo.

 

Aprovecha nuestro amplio catálogo de tarjetas gráficas! Ati (AMD) Radeon o Nvidia GeForce Si quieres mejorar el rendimiento de tu ordenador no lo dudes y elige las mejores tarjetas gráficas, para que tus videojuegos se vean sin ningún tipo de problema, lag o tirón. Ten en cuenta que una tarjeta gráfica está formada por el procesador, el GPU y la memoria, y las tres son importantes factores que tener en cuenta a la hora de escoger una u otra. Cuanta más necesidades tenga tu ordenador, mayor calidad de la tarjeta gráfica deberás comprar, consiguiendo que todo en la pantalla se vea fluido y al cien por cien. ¡No te pierdas nuestro catálogo de tarjetas gráficas y hazte con las mejores del mercado a un precio tan bajo que no te lo podrás creer!

 

No hay comentarios.

Agregar comentario

*