100. Inhumano. Por Román.

Indignante. Sí, esa es la palabra: indignante. Subí al vagón. Encontré un asiento vacío y me tiré en plancha. Un lunes a las siete de la mañana no está hecho para ir repartiendo educación. Estaban enfrente de mí. Al principio, casi apetecía oírle decir esas cosas. Un poco cursis para esas horas; empalagoso. Pero agradable. Aparté la vista de la pantalla de mi móvil y procuré que no se diese cuenta que veía cómo la acariciaba. Sus dedos la recorrían entera. Con mimo. Seguía diciendo palabras cada vez más “tiernas”. Hasta que, de pronto, su semblante cambió. La miró con odio. Y fue cuando comenzó a proferir insultos hacia ella. Me quedé inmóvil, atónito, sin saber qué hacer. Solo pude levantarme e ir hacia la puerta de salida. Al pasar a su lado miré de reojo a la pobre tableta manoseada con desprecio entre sus manos. Me pareció verla llorar.

5 Respuestas

  1. MERCAMIC2013
    La organización del I Certamen de Microrrelatos Mercado Actual agradece tu participación y te desea mucha suerte.
  2. ¿Indignante? ¿Inhumano? ¡Insuperable, hermano! Muás.
  3. Marian Mira
    Simplemente genial. ¡Me ha encantado!
  4. Pues, he estado leyendo algunos y este es de los buenos. Suerte, Luís.
  5. José
    Un micro buenísimo. De lo mejor entre lo que llevo leído. ¡Suerte!

Agregar comentario

*